Hoy Miércoles, 18 Noviembre 2020

Scritto il 18/11/2020
da Pedro Guzmán























Mendizbal 1/2 Espíritu Santo. Un Minuto con La Biblia Pastor Jorge Mendizabal - "Las Lenguas Como Señal" # 13 - paz de Cristo!

Mendizabal 2/2 Espíritu Santo. Se Puede ser salvo sin el Espíritu Santo? - Pastor Jorge Mendizabal. Un estudio que responde a las preguntas de algunas personas sobre si se puede ser salvo sin recibir el Espíritu Santo? La respuesta es bien sencilla: NO puedes ser salvo si no recibes el Espíritu Santo. El Pastor Jorge Mendizabal explica detalladamente a este interesante estudio.


Saludos desde Torino, la bella Italia! 2008 - 2020 trabajando en Su reino! Antioca.it



Isaías 12:6 RVR1995


Regocíjate y canta, moradora de Sión; porque grande es en medio de ti el Santo de Israel».

Regocijo, alegría intensa o júbilo, viva alegría que se manifiesta especialmente con signos exteriores.

En estos días dificiles que nos tocó vivir, a veces es dificil regocijarce y cantar, por eso es que su Palabra nos manda a esforzarnos y ser valientes.

Esfuérzate, porque Grande es el que esta en medio de ti!

El Señor no solo nos dejó al Consolador, su Presencia misma, sino que nos dio una bella famiglia en Cristo Jesús para cuidarnos los unos a los otros, porque Él sabe que no somos solo seres espirituales, por eso nos regaló nuestra familia y nuestros hermanos.

Esfuérzate, regocijate y canta porque el Santo de Israel va contigo y sabemos muy bien a donde nos está llevando...

Apocalipsis 21:1-5 RVR60


Vi un cielo nuevo y una tierra nueva; porque el primer cielo y la primera tierra pasaron, y el mar ya no existía más. Y yo Juan vi la santa ciudad, la nueva Jerusalén, descender del cielo, de Dios, dispuesta como una esposa ataviada para su marido. Y oí una gran voz del cielo que decía: He aquí el tabernáculo de Dios con los hombres, y él morará con ellos; y ellos serán su pueblo, y Dios mismo estará con ellos como su Dios. Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron. Y el que estaba sentado en el trono dijo: He aquí, yo hago nuevas todas las cosas. Y me dijo: Escribe; porque estas palabras son fieles y verdaderas.

Escrito por el hno. Mario Torres

Turín, Italia